Hermosa casa de playa estilo colonial y 2000m2 de tierra en la Península de Nicoya

Precio: 560.000USD

Esta hermosa casa de estilo colonial se encuentra en la península de Nicoya, a pocos metros de la arena blanca y suave de playa Coyote, uno de los secretos mejor guardados de Costa Rica.

A lo largo de las costas del Pacífico tropical, la vegetación es diversa y el clima es cálido. Si hace demasiado calor, la distancia a las agradables temperaturas del océano azul, o el sistema de aire acondicionado ajustable de la sala, es corta.

Sorprendentemente, esta playa está muy despoblada y con poco turismo, lo que a veces da la impresión de que usted es el único gozando de ella. Las leyes de protección costera costarricense también ayudan a mantener la costa verde e intacta. No es de extrañar que esta región sea una de las pocas “Zonas Azules” en todo el mundo.

Esta casa de piedra fue construida en 2017 en un hermoso estilo colonial con tejas de adobe y madera de teca. En total hay 6 dormitorios, 5 baños y 3 garajes.

La superficie habitable total es de 340m2. La casa principal tiene dos pisos. El piso inferior ofrece una sala de estar y tres dormitorios, una cocina y dos baños y medio. Todo el piso superior es el dormitorio principal con vestidor y baño principal. El dormitorio principal tiene impresionantes vistas sobre el Pacífico con acceso al balcón. Desde aquí se pueden observar espectaculares atardeceres diariamente.

La otra casa está compuesta como un apartamento. En la planta superior hay dos dormitorios, baños, una cocina y una sala de estar con balcón que igualmente ofrecen excelentes vistas de la costa. La planta baja consta de los tres garajes.

Un rancho y una habitación separada para el cuidador también están disponibles. La mayoría de las habitaciones tienen aire acondicionado y la propiedad está equipada con cámaras de vigilancia Swann. Se ha instalado un sistema de filtro de agua potable de 7 pasos, ya que la propiedad tiene su propio pozo, así como electricidad pública.

Las tiendas más cercanas están a 10 minutos en coche, pero hay un sabroso restaurante cerca. El área es muy rural y poco desarrollado, lo que es ideal para escapar de las multitudes en otras playas del país.

Como la mayoría de la costa costarricense, este terreno es de concesión. Hay una tarifa anual que debe pagarse a la municipalidad.

Precio: 560.000 USD